El jardín municipal

      Del antiguamente llamado Zócalo de Tula, rodeado de casonas coloniales, hoy solo queda un recuerdo, de aquellos, sus portales, sobrevive en la mente aquel que poseía "El Lazo mercantil", tienda en un tiempo del Sr. Edmundo Soto.

      Sus diez amplios arcos soportaban la techumbre muy alta y envigada, su piso enladrillado y sus "pollitos" como asiento aguardaban a los clientes, o el descanso del turista que gozaba su estadía bajo este gran portal después de recorrer el pueblo, visitar la Iglesia - fortaleza o ver los vestigios admirables que los Toltecas nos legaron.

      Frente a este gran portal existía otro mas, de estructura muy maciza aunque de menores dimensiones.

      Cuantos recordamos que el portal estaba al frente de la que fue después la tienda "La Reforma" del Sr. Emigdio Vite gentil hombre, bonachón y muy amable.

      También la historia nos recuerda aquellas fuentes que al costado de su kiosco tenia singulares esculturas de principio de los años treinta, con sus frailes de abundante barba, muy erguidos, así como nativos portando su cosecha y utensilios de labranza, esculturas que hoy, gracias al rescate, no obstante su desgaste, lucen en la fuente colocada al pie del asta donde ondea nuestra bandera, recreando la mirada, ya de propios, ya de extraños.

HASTA LA PRÓXIMA. Paz y Bien

También lea