Arqueología Urbana: La intervención del Boulevar Tula- Iturbe entronque con Melchor Ocampo

En el año 1996, el INAH, comenzó un rescate arqueológico con motivo a la construcción del Boulevard Tula- Iturbe. Es ahí donde se sumaron varios arqueólogos que hicieron múltiple descubrimientos, en especial en el entronque del Boulevard y Avenida Melchor Ocampo

Un arqueólogo que participo dentro de este rescate, fue Miguel Guevara, quien  realizo excavaciones en el suroeste del asentamiento de Tula. El descubrió un conjunto habitacional conocido con el nombre de El Boulevard, mismo que describe que se extiende hasta la ladera oeste del cerro el Cielito. Se encuentra delimitado al oeste por el cauce del rio Tula y al norte por el área del Salitre.

A través de las excavaciones extensivas se pudo comprobar estratigráficamente que esta área era de hundimiento y que fue necesario nivelar el terreno en época prehispánica. Los materiales recuperados permitieron obtener una secuencia arquitectónica que indicaba una temporalidad del 850 al 950 d.C. y que se complejizo durante la fase Tollan (900- 1150 d.C.). Aun sin embargo, también se logró descubrir evidencias de construcciones da la fase Palacio (1200-1350 d.C.) (Ver Guevara 2003)[1].

El conjunto excavado, estaba constituido por lo menos de tres unidades familiares, a partir de la identificación de los patios. Los patios fueron espacios abiertos en donde los miembros de las residencias realizaban actividades comunes, entre estas, de tipo ritual, ya que estos patios presentaban altares familiares. Al parecer esto indica que estos grupos formaban parte de un barrio organizado de forma corporal, en cuyo interior había una diferenciación social.Uno de los patios que se descubrieron había un templo que se comparaba al descrito por Stocker y Healan en el canal, por lo que se le ha llamado tipológicamente a este “templo de patio”. El cual podría haber servido como el principal lugar de reunión por las familias que residencian en el interior de este barrio, lo anterior deducido por el espacio que es más grande comparado con los otros.

Se había sugerido que los “templo de patio”, son pequeños y que su función era más de tipo residencial. Son templos locales para ceremonias familiares. Los materiales constructivos del templo consistían en piedras de tepetate cortadas que sirvieron para revestimiento. En el interior había núcleo de piedras de tepetate y basalto unidas con lodo. En su acceso había una plataforma adosada donde se encontraban las escalinatas y se descubrió restos de piso y de probables cuartos que estaban en la cima. Es probable que los muros fueran de adobes estucados, ya que durante el proceso de excavación se descubrieron fragmentos. En el interior del templo, se descubrieron entierros humanos que fueron depositados de forma flexionada lateral izquierda. De igual forma, se notó la presencia de basura prehispanica que fue depositada intencionalmente y que marca el abandono del uso de este espacio.

Una escultura que se descubrió por trabajadores de la obra del Boulevard, fue un Xipe Totec, el cual pretendían retirar sin que los arqueólogos se dieran cuenta. La denuncia oportuna logro que se recuperara y ahora este se exhibe en el Museo Jorge R. Acosta.

 

 

 

[1] Guevara, Miguel  (2003) Buscando el origen del Estado Tollan. La formación de organizaciones estatales secundarias, tesis de Maestría en Arqueología, Mexico, ENAH.

También lea