El arte culinario de Zacatecas. Los tacos envenenados.

En el centro de Zacatecas y sus al rededores es común encontrar puestos donde se venden los “tacos envenenados”. Se dice que su origen comenzó en la década de los 50´, cuando un taquero promocionaba sus tacos a través de gritos “compre tacos envenenados”.

Los primeros locales comenzaron a surgir por la década de los 50´ y como una fórmula secreta no se daba a conocer los ingredientes con los que se elaboraba el suculento platillo.

Ahora sabemos que el taco envenenado se elabora con una mezcla de fríjol molido, papa, chorizo, queso, chiles, cebolla, y varias especies. Se suele dorar la tortilla en manteca hirviendo para darle un sabor crujiente. Se sirve acompañado con chile toreado, salsa picante roja y limón.  La mezcla entre dulce, salado, picoso y agrio nos deja  con un sabor para poder comenzar con otro, realmente es un manjar al paladar.
A través del tiempo el taco envenenado se comenzó a servir en tortilla blanda.  Después la tortilla dorada se comenzó a presentar en dos variedades que es dorado blando y el duro, este último es preparado con la manteca. La popularidad del consumo de los tacos envenenados se debe especialmente por ser un platillo completo y por otra parte son muy baratos que pueden ser adquiridos por diferentes estratos sociales y económicos.

Una taquería que no debemos dejar de visitar es “El gran taquito”, casi pegado a la vieja terminal de autobuses. 

 

También lea