CAMINOS DE MICHOACAN… UNA VISITA RAPIDA A MORELIA: ¿QUE VER?

Se cuenta con más de 200 edificios históricos y 15 plazas construidas con cantera rosa, típica de la región lo que valió que desde 1991, formara parte del Patrimonio de la Humanidad.   En el centro uno puede visitar el Palacio Clavijero, el Colegio de San Nicolás, el Portal Aldama, la Plaza de Villalonguín, la Plaza de Armas, su Acueducto, el Palacio de Arte, entre otros. 
El Acueducto es considerado uno de los más bonitos del país, donde se puede admirar su  construcción entre 1728 y 1730 después de demoler el primero del siglo XVI. Aunque llegó a tener siete kilómetros de longitud, sólo se conservan 253 arcos que abarcan 1,700 metros. Funcionando como tal hasta 1910, ahora es un símbolo arquitectónico e histórico que vale la pena admirar.
La Catedral de la Transfiguración del Señor de Morelia, construida en el siglo XVIII, entre los años de 1660 y 1744, es un edificio majestuoso hecho en cantera rosa y de estilo barroco tablerado. En su interior resguarda tesoros como una Pila Bautismal de plata, su Órgano Monumental con 4600 flautas el cual es el más grande de México, retablos neoclásicos de gran valor y las imágenes del Sagrado Corazón de Jesús y del Señor de la Sacristía, realizado en pasta de caña de maíz.

Calzada Fray Antonio de San Miguel, es un hermoso paseo de la ciudad en el que se pueden admirar las hermosas casonas que funcionaron como lugares de veraneo entre los siglos XVIII y XIX. La calzada fue construida por órdenes del obispo Juan José Escalona en 1732 y restaurada por Fray Antonio de San Miguel, en honor del cual fue nombrada.

El Palacio de Gobierno, el cual antiguamente fue el Seminario Tridentino de Valladolid en el que estudiaron Agustín de Iturbide, José María Morelos y Mariano Michelena. El edificio fue construido entre los años de 1760 y 1770 y desde 1867 es la sede del Poder Ejecutivo del Estado de Michoacán.
El Museo Casa de Morelos, es una sobria mansión de estilo barroco que fue adquirida por don José María Morelos y Pavón en el año de 1801 y que actualmente es un museo que resguarda muebles, pinturas, documentos, fotografías y objetos de aquella época los cuales son un testimonio de la vida pre-insurgente de este famoso héroe de la Patria.
Entre muchas otras cosas, Morelia es famosa por sus ricos dulces. Prueba de ello es que tiene un museo dedicado al tema en donde te explican desde su elaboración en conventos y monasterios durante la Colonia, su elaboración en las casonas por familias morelianas, la comercialización del producto y el nacimiento de las primeras fábricas. 
El  Bosque Cuauhtémoc, creado desde la Época Virreinal contaba entonces con su propia capilla y plaza, además de cultivos y árboles frutales. Ahora es el parque más grande de la ciudad y un importante pulmón para Morelia. Disfrutando aún de su vegetación, se pude dar un paseo agradable ya que cuenta con juegos infantiles. En él también se encuentran los museos de Historia Natural y Arte Contemporáneo.
Hay también un parque Zoológico Benito Juárez, cuenta con más de 535 especies de las cuales muestra más de seis mil ejemplares, en este zoológico podrás hacer mucho más que ver animales. Cuenta con juegos infantiles, áreas verdes, un lago artificial en el que puedes rentar lanchas, el teatro Monarca y más.
Para no olvidar su visita se recomienda ir a la Casa de las Artesanías Ubicada en una de las construcciones más antiguas de la ciudad, es un lugar ideal para que te des una idea de la vasta producción artesanal del estado. Cuenta con un museo dividido en siete regiones de producción artesanal y con una tienda anexa en donde podrás adquirir varios de estos artículos.
Por ultimo tenemos el Museo Regional Michoacano. Fundado desde 1886, es el museo más antiguo de la Red de Museos del INAH y se encuentra en su actual ubicación desde 1916. Su sede es una casona barroca del siglo XVIII que por sí sola es digna de visitarse, pero las colecciones al interior gozan de una gran riqueza histórica.

También lea