Huellas de la presencia Otopame en los códices San Martin de la Pirámides y San Francisco Mazapa

Durante las primeras jornadas de iconografía, códices, religión y magia que se estan llevando en el Centro Comunitario Ecatepec de Morelos, el 11 de enero presento la arqueóloga Ma.  Asunción García Samper de la Biblioteca del Museo Nacional de Antropología e Historia.

  
El tema que presento fue “Huellas de la presencia Otopame en los códices San Martin de la Pirámides y San Francisco Mazapa”. En donde hizo un resumen extenso de la historiografía de San Martin de las Pirámides señalando los grupos etno-lingüísticos que se han documentado como el náhuatl, mixteco, mazahua, zapoteco y Hñähñu; siendo este último de origen Otopame que ha permanecido probablemente desde la época teotihuacana.

Usando algunos códices que existen se mencionó su relevancia geográfica para la identificación de los principales poblados. Donde la parroquia de San Martín Obispo ha trascendido como un referente en el paisaje urbanístico, al igual que el Temictepetl (Cerro Gordo).

Si bien hay toda una tradición que se conserva en el arte culinario y sus fiestas con danzas como “Los Alchileos”, “Moros y Cristianos” y “Los Serranitos “. La identidad de su origen no es tomada en consideración ya que no se adjudican como descendientes de grupo toltecas chichimecas, lo anterior debido a que este término se ha usado desde tiempos antiguos para designar por parte de los aztecas a todos los indígenas del norte, sin tomar en cuenta su filiación etno-lingüística, era una forma de decir que no eran civilizados y se identificaban con vestimentas hechas con animales. De hecho el termino Chichimecas se componía del Náhuatl Chichimecay a su vez de: mecatl "cordón" y chichitl "Perro sucio", que se traduce como: Franja de bárbaros.

En el caso de San Martin de las Pirámides, en la Historia Tolteca-Chichimeca, se hace mención del origen de los pobladores donde se resalta su filiación con lo tolteca- chichimeca. Hay que recordar que las primeras oleadas chichimecas estan documentadas para el el siglo XII o principios del XIII. En los Anales de Cuauhtitlan, los chichimecas fueron tribus que vestían con pieles de animales que cazaban, usaban el arco y la flecha, vivían en cuevas o chozas de paja y hacían incursiones constantes a diversas partes de la Cuenca de Mexico. Su principal caudillo fue Mixcoatl quien los guio desde Chicomoztoc a nuevas tierra prometidas. Los Chichimecas una vez asentados en la Cuenca de Mexico se autodenominaron Tolteca- Chichimeca para diferenciarse de otros grupos etno- lingüísticos diferentes.

En el caso particular de San Martin de las Pirámides los códices no solo nos dan la referencia de su ubicación sino también de su origen, ya que se observa como bien dice la arqueóloga Asunción García Samper la presencia de toltecas- chichimecas en la región que se asentaron y poblaron el área hasta la llegada de los españoles.  Historiográficamente sabemos que en 1560, el poblado era llamado San Martín del llano, que después se transformó en San Martín Tecámac (citado en la crónica de Betancourt 1697). Otros lo llamaban como  San Martín Teacal (ver La relación de Tequisistlán escrita en 1580). Al final termino como San Martin de las Pirámides, tomando como alusión, las Pirámides de Teotihuacan que se encuentran al sur de la cabecera municipal.

ENLACE DEL EVENTO

INVITACION A LAS JORNADAS DE ICONOGRAFIA, CODICES, RELIGION Y MAGIA

La correlación entre las fuentes y evidencias arqu...

También lea