Área comercial en calle Mina se detonará con la nueva vialidad

Las noticias aquí presentadas fueron tomadas de los sitios de internet de cada publicación aprovechando el alimentador de noticias de cada sitio (feed). En este sentido, son propiedad de sus respectivos dueños y tienen los derechos de autor de cada cual.

Ya con la nueva vialidad sobre las vías del tren se podría detonar el área que antes comerciantes ambulantes no quisieron utilizar sobre la calle Mina en el centro de Tula; con el argumento entonces, cuando se construyeron las planchas y techumbre en el gobierno de Isidro Romero, de que ahí no vendían sus productos, la mayoría de ellos verduras y hierbas traídas del campo del occidente del municipio.

Así lo vislumbra el director de Reglamentos Luis Santillán; considera que será un área muy peleada por el movimiento que ahora tendrá la calle Mina de vehículos y personas. Por ello no hay proyecto alguno de modificaciones al sitio ni de que vayan a retirar las estructuras y las planchas ahí colocadas.

Si pretende el área darle una utilidad al espacio y de hecho se hará el reacomodo de algunos comerciantes en esa zona, adelantó. Será necesario que algunos vendedores utilicen el área, de ahí también que han estado regulando desde hace meses el tema de los bares y billares a los cuales se les ha estado supervisando constantemente y “hemos alcanzado tener buenos resultados en cuestión de la gente que ahí bebía o que hacía escándalos, los hemos estado controlando”.

Sobre el tema de estudiantes incluso con uniformes que entraban a billares como ya este medio se documentó, dijo que han tenido buenos resultados porque han estado permanentemente en los recorridos y también se ha dado la disponibilidad de los propietarios o de los representantes de los bares y de los billares de acatar las disposiciones.

Incluso han colocado letreros de prohibición de entrada de menores de edad y uniformados; lo cual supervisan de manera constante sobre todo en los billares. Realizan recorridos, dijo el director de Reglamentos, dos o tres veces al día en esa área y han logrado disminuir bastante los problemas en esa zona.

Ya casi no se registran riñas ni tampoco ingresan menores de edad o uniformados a los negocios; “ha cambiado muchísimo el panorama ahí”.

Con los refrendos de licencias estuvieron regulando los horarios de acuerdo a lo que marca el reglamento, porque no es una cuestión discrecional ni a como se les ocurra en el área; todo está reglamentado de qué hora a qué hora puede trabajar un restaurante, un bar o un billar, destacó el entrevistado. (Por MARLENE GODÍNEZ PINEDA) *NI*

NOTA: estas noticias se borrarán automáticamente cada mes. Si desea revisar el archivo refiérase a la fuente.

También lea