Nuevamente campesinos del ejido de Tula bloquearon los accesos al relleno sanitario regional

Las noticias aquí presentadas fueron tomadas de los sitios de internet de cada publicación aprovechando el alimentador de noticias de cada sitio (feed). En este sentido, son propiedad de sus respectivos dueños y tienen los derechos de autor de cada cual.

Nuevamente campesinos del ejido de Tula bloquearon los accesos al relleno sanitario regional que atiene a 5 municipios de la zona.
Los campesinos denunciaron que los municipios de Tula, Atitalaquia, Atotonilco de Tula, Tlaxcoapan y Tlahuelilpan contaminan su ejido al depositar diariamente en este relleno sanitario las cientos de toneladas de basura.
Recalcaron que este relleno, “es más bien un tiradero a cielo abierto, no cumple ninguna de las normas ambientales”, dijeron.
Fabiola López Ramírez asesora jurídica del ejido de Tula explicó en entrevista para Punto por Punto que los ejidatarios tramitaron un amparo, el cual fue aceptado por un juez que ordenó la suspensión total del relleno, por lo que los gobierno locales no pueden depositar su basura ahí, hasta que un perito determina si hay contaminación hacia el exterior.
Los gobiernos ya fueron notificados de la suspensión de actividades, sin embargo los municipales han desacatado dicha suspensión.
Adicionalmente indicaron el relleno viola las leyes ambientales, tales como que debe de estar a más de 500 metros de distancia de cualquier cuerpo de agua, y este está a menos de 5 metros.
Cansados de esta contaminación optaron por bloquear los caminos, los cuales, “nos pertenece y nunca pidieron permisos para utilizarlos”, recalcaron los campesinos
Gobierno federal anunció un nuevo relleno sanitario
Cuauhtémoc Ochoa Fernández, subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de la Semarnat del Gobierno de la República, durante su gira de trabajo por el municipio de Tula anunció que en cuatro meses quedará  instalado un nuevo relleno sanitario regional para atender a los municipios de esta zona.
Sin dar cifras ni  detalles de la instalación del nuevo confinamiento de basura, el funcionario federal recalcó que esto es en apoyo a los gobiernos locales.
Este anuncio fue tomado como una “burla hacia los ejidatarios”, indicaron los manifestantes, ya que recalcaron que es urgente sanear el relleno, “sanearlo cuesta más de mil millones de pesos, por eso les sale más barato construir otro”, indico  Fabiola López.
A este bloqueo se sumaron campesinos de otros ejidos de la región de Tula y de Ixmiquilpan los cuales anunciaron que no dejaran que los gobierno, municipales, estatal y federal continúan contaminando las tierras de los ejidos.

NOTA: estas noticias se borrarán automáticamente cada mes. Si desea revisar el archivo refiérase a la fuente.

También lea