Planta Tratadora de Aguas Residuales, parte importante para saneamiento de las aguas

Las noticias aquí presentadas fueron tomadas de los sitios de internet de cada publicación aprovechando el alimentador de noticias de cada sitio (feed). En este sentido, son propiedad de sus respectivos dueños y tienen los derechos de autor de cada cual.

En respuesta a los acuerdos en torno al proyecto de rectificación y revestimiento del Río Tula, el día de hoy se llevó a cabo una visita guiada a la Planta Tratadora de Aguas Residuales (PTAR), situada en Atotonilco de Tula, que opera la Comisión Nacional del Agua (Conagua).
Representantes vecinales, delegados, pobladores, integrantes de la Asamblea Municipal y autoridades de Tula, presididas por el presidente municipal de Tula, Gadoth Tapia Benítez, recorrieron la planta para conocer su funcionamiento.
La visita fue acordada en días pasados, durante la socialización del proyecto para revestir el cauce que cruza por el municipio de Tula, con el objetivo de conocer los beneficios ambientales y para la población de esta plata, indicó el arquitecto René Chicho, gerente de Agua Potable y Saneamiento de la Conagua.
Insistió en que la obra de rectificación del Río Tula, sobre 19.2 kilómetros, es en materia de Protección Civil, para prevenir situaciones de inundaciones en colonias tulenses al tener más capacidad; mientras que en el rubro de saneamiento de la cuenca, se planea que a la par del revestimiento de este cauce, se construyan colectores marginales que capten las aguas residuales del municipio, y resarcir la contaminación local y disminuir enfermedades.
Antes del recorrido se tuvo una plática informativa de la forma de operar de la planta, la cual prevé sanear 23 mil litros por cada segundo, caudal que trae el túnel emisor central de aguas residuales captadas de la Ciudad de México y de la zona metropolitana del Estado de México. Se prevé el tratamiento de los lodos que son depositados en un monorelleno, a razón de 800 toneladas diarias de lodos que son extraídos.
El recorrido físico por la planta inició en el punto donde ingresan los caudales del Túnel Emisor Central, para luego observar los siguientes procedimientos desde la captación de las basuras sólidas, la sedimentación, el saneamiento de lodos y la cloración del agua hasta su tratamiento final.
El revestimiento del rio Tula son obras complementarias al objetivo de sanear las aguas, de igual forma para su uso agrícola; en el río se elevarán los bordos, se revestirá en gran parte de su trayectoria para evitar que las aguas se salgan del cauce.
Los trabajos se estiman culminar a finales del próximo año 2018, con una inversión de mil 400 millones de pesos con recursos federales.
Sobre elevar los bordos, revestiros en gran parte de su trayectoria para evitar que las aguas no se nos vayan a salir del cauce, sostuvo el directivo de Conagua, donde aclaró que no es conveniente entubar los ríos, sino que se ha transitado a su saneamiento toda vez que las aguas residuales no hay forma de evitarlas pero sí de tratarlas. 

NOTA: estas noticias se borrarán automáticamente cada mes. Si desea revisar el archivo refiérase a la fuente.

También lea