Hijo de Pablo Escobar visita Tepeji para impartir conferencia a jóvenes de secundaria

Las noticias aquí presentadas fueron tomadas de los sitios de internet de cada publicación aprovechando el alimentador de noticias de cada sitio (feed). En este sentido, son propiedad de sus respectivos dueños y tienen los derechos de autor de cada cual.

Sebastián Marroquín hijo de Pablo Escobar –el mayor narcotraficante del mundo-   acudió a Tepeji del Río a dar una conferencia magistral titulada, Pablo Escobar: una historia para no repetir.
El joven de origen Colombiano contó ante 2 mil estudiantes de secundaria  sus vivencias desde el interior de uno de los carteles más importantes del mundo en el tráfico de drogas, el de Medellín que comandaba su padre Pablo Emilio Escobar Gaviria quien en su momento controló el 80 por ciento de la droga en el mundo.
Sebastián, que ahora recorre el mundo dando conferencias, explicó a los estudiantes que la vida en el negocio de las drogas no es como la cuentan, indicó que las narco novelas, o serias televisivas que narran la vida de su padre, no cuentan lo que realmente fue.
“Detrás de toda la fortuna hubo mucha maldad, mucha violencia”,  dijo también que la finalidad de esta presentación es para dar a conocer su propia historia desde la  perspectiva familiar, sobre lo que vivió al lado de su padre.
Señaló que muchas ocasiones padecieron hambre  a pesar que tenían millones  de dólares, no podían salir a la tienda a comprar un pedazo de pan, que a pesar de vivir en medio de lujos, no podían disfrutar su infancia como cualquier otro niño.
La Hacienda Nápoles, un emblema en Colombia del poder de Pablo Escobar la cual tenía un extensión de 3 mil hectáreas, un zoológico con más de mil 200 especies, más de 700 trabajadores, 10 casas y más de 100 vehículos recreativos, 27 lagos artificiales, más de 100 mil árboles frutales.
“Hoy la hacienda Nápoles está destruida, y así están todas las obras de mi padre, si no hacemos las cosas bien, todo va a quedar así de destruido, ya sabemos cómo van a quedar todas esas cosas que se obtiene por el camino del narcotráfico y del mal”, dijo.
Indicó que su padre murió a los 40 años de edad y solo disfrutó el 10 por ciento de su vida, “4 años, solo el 10 por ciento;  la vida es más que el 10 por ciento, y eso es a lo mucho si quisieran ingresar a ese mundo obscuro del narcotráfico” y recalcó, “yo los invito a que perseveren en sus estudios, en sus sueños por seguir adelante, le van a costar un poco más, pero lo van a disfrutar la vida al lado de sus seres queridos”.
Al finalizar mencionó que al escribir diversos libros sobre la vida de su padre y transmitirla a la juventud es la única forma para que no se repita otra historia criminal y que la gente caiga en el narcotráfico, con esto también buscaba que las victimas de su padre conocieran la verdad.
Esta conferencia forma parte de las actividades del programa de prevención de delito que implementa el gobierno municipal de Tepeji del Río. 

NOTA: estas noticias se borrarán automáticamente cada mes. Si desea revisar el archivo refiérase a la fuente.

También lea