Don Juan Bautista de la Cruz y el "callejón de la cruz"

      XICALCHALCHIMITL (15l7-1589) era el nombre indígena  de Don Juan antes de recibir el bautismo, fue originario de Texcoco donde nació el 24 de junio del año 1517, siendo descendiente del poeta texcoco Netzahualcoyotl.

      Al ser bautizado se le puso el nombre de Juan Bautista por haber nacido el día en que se celebra natividad de San Juan Bautista; Valerio se le llamó porque éste era el nombre de su tío, y de la Cruz porque ya era católico a partir de su bautismo que recibió a la edad de 10 años, siendo su padrino Don Barnardino de Santa Clara, procurador Mayor de la Nueva España.

      Cuando tenia 12 años, en 1529, fue nombrado como Alferez de la Guardia Real; hacia 1534, con 80 soldados españoles armados y 40 indios flechadores va a la conquista de Jilotepec, población de residentes otomíes. Su biógrafo, Francisco Isla dice que llegó a Tula por el año 1550, donde años después, en 1585 manda construir sobre el río Texca1apa o Tula, el llamado puente México (hoy desaparecido, atrás del Colegio Teresa Martín).

      El apoyo de Don Juan Bautista Valerio de la Cruz fue esencial para llevar a cabo la construcción del Convento de San José de Tula, ya que la mano de obra otomí en su fabricación se obtuvo en gran parte a su influencia cuando fungió como cacique de Tula. Este personaje fallece en Jilotepec el año 1589, llevándose a cabo un entierro muy ostentoso, siendo gobernador del lugar Don Gabriel de los Ángeles, quien da fe de este acto luctuoso.

      Una de las versiones sobre el nombre del Callejón de la Cruz, en esta cuidad de Tula, y primera vía de acceso a la misma, 180 años antes del paso aun existente por el Puente Metlac, sobre la calzada Melchor Ocampo, es que, dada la costumbre de colocar cruces en los caminos y otros lugares, como lo ordenaba el Padre Fray Francisco del Toral, quizá por ello al actual callejón.se le puso ese nombre, que a propósito, realmente existió una cruz en ese lugar (hoy cruce del Callejón y Avenida Sur), que hasta la fecha existe incrustada en la fachada de la casa de la familia Paredes, quienes radican en esa área, y tuvo a bien recogerla cuando fraccionaron dicha zona para construir la Unidad Habitacional PEMEX.

      Otra versión dice que el nombre del callejón de la Cruz se debió en honor del cacique antes citado, y por el apoyo que se obtuvo a través de él para la construcción del Convento, Monumento Colonial del siglo XVI.

      De aquella cruz del callejón, que está labrada en piedra volcánica se cuenta como anécdota que cuando estaba en su sitio original, sobre un pedestal, los transeúntes, no se sabe el porqué, tenían la costumbre de, a su paso, arrojarle piedras.

Pónganse cruces a las entradas y salidas de los pueblos, y a las entradas de las iglesias y patios. Y déseles a entender a los indios como han de reverenciar éstas cruces, acordándose como en ella obró Nuestro Señor el misterio de nuestra redención.

Fray Francisco del Toral

Hasta la próxima. PAZ Y BIEN

También lea