Cines

      El primer cine en la villa de Tula se llamó "Cine Modelo", que se localizaba frente a la estación del ferrocarril, cuyos dueños lo fueron los señores José Arcia y Jesús B. Monroy, teniendo como manipulador al Sr. Faustino Argüelles Sorribas. Este cine, como los de aquella época, era accionado manualmente, pues los aparatos de proyección, aún cuando eran eléctricos, no contaban con motor de rodaje, y las imágenes carecían de sonido, como las películas de aventuras y episodios de Tom Mix, Young Jones, Charles Chaplin, y otras más.

      Este cine se trasladó al jardín de la constitución, en el edificio de Don Gustavo García, en cuyo patio se instalaba la pantalla y fue conocido como el "Cine del Centro", y sus funciones se realizaban cada ocho días. Este cine, como se dijo, todavía no era sonoro, por lo que, en el intermedio, el Sr. Mariano Rodríguez tocaba el piano, deleitando al público asistente.

      Estas funciones constituían un éxito y espectáculo de lujo para el público local y el provinciano, que, acompañados de la novia o familia se divertían pagando la cuota módica por función de 20 a 40 centavos por persona.

      Pasado algún tiempo, este cine pasó a la calle de Zaragoza, con el nombre de "Cine Rojo". Después surgió el "Cine Tula", ubicado en la calle 5 de Mayo, cuyos propietarios lo fueron los Srs. Matilde Cruz y Gerardo Cruz.

      Tiempo después, surgió el cine "Lindavista", localizado en la calle Guerrero de Barrio Alto, propiedad del Sr. Manuel Martínez, donde se llevaban a cabo también la funciones para niños de las escuelas, las clausuras de las instituciones educativas, obras de teatro, actos políticos, conferencias y todo evento social en esta Tula de mis recuerdos.

También lea